lunes, 15 de noviembre de 2010

EL “ZAR DE LA HEROÍNA”, EL PRESIDENTE Y LAS ELITES DE GOBIERNO



En días recientes el periódico Hoy reseñó, en una columna pequeñita, la condena por el “Gran Jurado” de New York a Nelson Solano, contratista del gobierno del presidente Fernández, calificado del “Zar de la Heroína”. La información completa reza así:


Solano fue hallado culpable

“Un Gran Jurado de Nueva York encontró culpable de cargos de narcotráfico al dominicano Nelson Solano, considerado “Zar de la Heroína”, y quien fuera extraditado. Se dijo que en el país llevaba una vida de lujo y llegó a desempeñarse, incluso, como contratista de obras del Estado.”

“De acuerdo con una información, Solano Guzmán, extraditado en el 2006, se declaró culpable el 19 de octubre ante la jueza Laura Taylor Swain”.

“Antes de iniciarse el juicio, varias informaciones fueron depositadas en la Corte a manera de confidencialidad y mantenidas en bóveda”.

“Solano fue encontrado culpable de un cargo de importación de narcóticos y dos cargos por conspiración. Traficaba Drogas duras desde el país.”

(
HOY, 3 de noviembre 2010, pág 8ª)

Una reseña insignificante para un gran caso del narco-ganterismo internacional, manera de dar la noticia minimizada para no ofender al presidente Dominicano y a sus colaboradores de primera línea. La información señala a Solano como contratista, pero se cuida de recordar que el susodicho fue premiado con múltiples contratas valoradas en cinco mil millones de pesos, concedidas por el propio presidente Fernández a través del ministerio de obras públicas. Olvida que el referido capo se reunió con el propio presidente y con altos funcionarios del gobierno, amén de haber cultivado fuertes relaciones con el entonces ministro de Obras Públicas Freddy Pérez y en la esfera militar y policial con generales como Ventura Bayonet, Florentino y Florentino, Medina y Medina, Aquino García y Bencosme Candelier. Las fotos con Leonel Fernández y funcionarios del gobierno han sido poco difundidas y para combatir el olvido “la cucarachaquemea” la vuelve a publicar.

Nelson Solano fue capturado por la DEA, porque se sobrepasó y fue pedido en extradición. El proceso en su contra tiene mas de 2 años y las principales informaciones vertidas por él a las autoridades de EU han sido cuidadosamente archivadas como si se tratara de secretos de Estado; esta es una forma de proteger a quienes les garantizaron modalidades de lavado en calidad de contratista de obras del Estado.

Ese caso fue previo al Arturo del Tiempo Márquez, pillado en España con un cargamento de 1,200 kilos de cocaína procedente de República Dominicana. Del Tiempo Márquez también se fotografió junto a su hijo con Leonel Fernández y estableció fuertes vínculos de complicidad con el exjefe de la policía nacional Guzmán Fermín y el actual jeje de la DNCD, general Mateo Rosado, quienes lo protegieron cuando fue capturado en Puerto Caucedo un cargamento de mas de 900 kilos de cocaína pura de su propiedad en diciembre del 2009. Luego explotó el caso en España y salieron a relucir esos vínculos. El Presidente se reunió con Del Tiempo a instancia del entonces Embajador de Colombia (Narco-Estado) y dio el primer picazo de la suntuosa Torre Atiemar; el jefe de la policía lo incorporó como oficial honorífico de esa institución y puso a su jefe de seguridad, coronel Juancho Estévez, de encargado de la seguridad de la Torre y de la familia Del Tiempo, y montó negocios comunes como la Casa de Cambio “La Piedra”.

Los casos Del Tiempo y Solano son muy parecidos, siguen el mismo patrón, solo que con personajes diferentes, exceptuando el eslabón común: el Presidente Fernández y sus colaboradores, destacándose el ing. Freddy Pérez, socio de Quirino, del general Florentino y de Margarita Gómez.

Ahora resulta que el general Estévez Germosen (PN) está implicado en el caso de los dos jóvenes decapitados en San Cristóbal. Este general es hermano del tal Juancho Estévez (coronel PN) y fue jefe del departamento antinarcóticos de la policía nacional bajo el mando de Guzmán Fermín, lo que indica que las conexiones por arriba entre Estado y narcomafias posibilitaron el control de los dos mecanismos antidroga y evidenciaron que lo del narco-gobierno no es una ficción. Guzmán Fermín se quemó en la PN, pero sigue Mateo Rosado en la DNCD y Guzmán es asesor del presidente como garantía de impunidad. Mientras la discreción de la DEA y del poder judicial “americano” es la garantía de la impunidad del propio primer mandatario de la nación. A cambio se conceden contratos a la cleptocracia gringa como el de la Barrick Gold, se garantiza la impunidad de delincuentes “diplomáticos” como Hans Hertell y se le concede cualquier petición a Washington, por perjudicial que sea para el país. En fin, RD no es solo narco-Estado, sino además narco-colonia.

miércoles, 20 de octubre de 2010

El general Guzmán Fermín mató a batazos a Juan Almonte


El bate de jugar pelota es uno de los instrumentos de tortura de la policía dominicana y existe una tradición de jefes policiales que tiene predilección por ese instrumento de trabajo. El general Imbert Tesón tenía ubicado su bate detrás de su escritorio, el general Guzmán Acosta, padre de Guzmán Fermín, fue de los que con mucha saña fomentó durante los “doce años” de Balaguer esa práctica, mientras Guillermito Guzmán Fermín retomó esa tradición hasta el punto de dedicarse en persona a golpear con un bate 38 presos previamente seleccionados. Uno de esos trágicos casos fue el del “desaparecido” Juan Almonte.

Juan Almonte, dirigente del grupo político MUNDO que fundó Virgilio Almanzar (quien a su vez ha hecho carrera y recibido fondos policiales para manipular del tema de los derechos humanos), fue una de las víctimas del general Guillermo Guzmán Fermín, quien lo mató a batazos y luego hizo desaparecer su cuerpo. En ese episodio de tortura estuvo presente el general Manuel Fructuoso, personero del crimen policial históricamente vinculado a torturadores y asesinos como el General Bencosme Candelier. El general Fructuoso desempeñó entonces las funciones de jefe del Departamento de Investigaciones Delictivas y Juan Almonte fue una de las víctimas, junto a Cecilio Días y William Checo, del simulacro de secuestro practicado contra el joven Baldera de Nagua “investigado” por él; existiendo serias sospechas de que esos izquierdistas radicales fueron prácticamente “vendidos” por Virgilio Almanzar, quien además de encabezar el grupo MUNDO, dirigía el grupo Nación Solidaria, que al parecer pactó con el comando Gregorio Luperon de Cecilio Díaz para meterlo en esa trampa en combinación con la jefatura policial.

Esto puede deducirse del informe hecho por el ex-jefe de la PN Guzmán Fermín a la Procuraduría de la República (publicado en este Blog), dando cuenta de sus relaciones de amistad y sus vínculos policiales (con asignaciones mensuales a él y a su familia) con Virgilio Almanzar. Llama la atención que ahora el señor Almanzar este desmintiendo que el desaparecido Juan Almonte muriera del batazo que le propinó en la cabeza Guzmán Fermín, después de que el Comité de los Derechos Humanos que dirige lo afirmara innumerables veces a instancias de una parte de su membresía no comprometida con la P.N. Es obvio que en ese Comité operan otras personas que le han “dañado el guiso” al señor Virgilio Almanzar y le han creado una incómoda situación difícil con su sobornador, el General Guzmán Fermín. Es evidente que Almanzar está siendo chantajeado por el ex-jefe policial y se ha visto forzado a desmentir lo afirmado por ese Comité para proteger a su sobornador.

En esa tesitura está también el periodista de la “Z” Martínez Pozo, a quien se le vincula a los servicios de inteligencia del régimen. Ahora que el caso Almonte cobró volumen con la intervención de Amnistía Internacional, el mayor empeño de Guzmán Fermín y sus socios en los crímenes del caso Baldera, es quitarse de encima el batazo propinado a Juan Almonte. Lo de Virgilio Almanzar y lo de Martínez Pozo se inscribe dentro de ese esfuerzo mercenario del General. La protección del presidente Fernández, a plena conciencia de lo que hizo, es un instrumento de impunidad que precisa ahora de ese esfuerzo adicional, en vista de la presión externa que encarna la eficaz AMNISTÍA INTERNACIONAL.


¿ENVÍADO POR o DE LA CÍA?

Pocas personas se percataron de este hecho: no fue por casualidad que el periodista Martínez Pozo de la Z 101 estuviera tempranito en Quito reportando el intento de golpe de Estado al Presidente Correa, iniciado con un levantamiento policial. Todo indica que estuvo bien a tiempo porque lo orejearon previamente para llegar horas antes y reportar en vivo y directo los acontecimientos previamente planeados, ajustándose al libreto de los conspiradores y haciendo un buen uso de esa potente emisora, en la que a él le ha tocado ser el malo del “reality show”.

Eso no se hace sin conexiones fuertes de “órganos de inteligencia” a “órganos de inteligencia” y es sabido que el hilo conductor entre policías y espías de ultraderecha son la Agencia Central de Inteligencia (CÍA) de EEUU y otras similares.

Observen que el referido periodista le ha dado con convertir en “noticias” informaciones de la DNI, el J2 y todos los G, M y A2 del país; como también con eso de sumarse a las diatribas “made in usa” contra Chávez, Fidel, Correa, Evo y Zelaya. Tampoco eso es casualidad.

Lo bueno de todo esto fue que al Pozo se le peló el billete en su ágil viaje a Quito, por lo que tendrá que irse a esquiar en la nieve de las Montañas de Colorado y tomarse por allá unas de las botellas de cognac francés valorada en 275 mil pesos, que amenudo le regalan sus amigotes en el poder, sobretodo en sus frecuentes vacaciones por esos predios norteamericanos.

martes, 27 de julio de 2010

¿Colaboró Virgilio Almanzar con la PN en el caso-secuestro Balderas Gómez?



De acuerdo a informaciones entregadas a la Dirección Central de Inteligencia Delictiva (DINTEL) de la Policía Nacional, encabezada por General Juan Manuel Fructuoso Heredia (vinculado a todos los mecanismos delictivos de la PN y a todos los jefes criminales de esa institución), procedentes de la promiscua relación entre Virgilio Almanzar y vario jefes policiales, incluido Guillermo Guzmán Fermín, el denominado Comando Gregorio Luperón que dirigía el malogrado Cecilio Díaz (acusado del secuestro del joven Balderas Gómez de Nagua), fue infiltrado por confidentes policiales reclutados del grupo “Nación Solidaria” que dirigía Virgilio Almanzar, y de cuyo agrupamiento también se formó MUNDO (como mampara pública). A través de esas personas y mediante procesos inductivos se montó la trampa que condujo a Cecilio Díaz, hombre de acción perseguido por la policía, a la muerte, después de capturado vivo por la PN. Eso le pasó también a William Batista, miembro de ese mismo grupo, a Juan Almonte y otros desparecidos por la PN. De esto se deduce que el secuestro no fue tal, sino mas bien un montaje para acusar a personas perseguidas y condena a muerte por Guzmán Fermín y rastreada a través de las relaciones de ese Jefe Policial con Virgilio Almanzar, que en el contexto de mediaciones supuestamente destinada a entregar personas perseguidas, facilitaba la aproximación y seguimientos que daban cabida a la ejecución de los planes criminales de la Policía Nacional.

La relación de confianza entre los dirigentes del comando Gregorio Luperón, y “Nación Solidaria”, se produjo a través de una relación política, que terminó en asociación entre sectores de esa organización y el embrionario grupo armado que dirigía Cecilio Díaz, ex combatiente del FMLN de El Salvador y ex-miembro del Partido Comunista Dominicano.

Para proteger a Virgilio Almanzar, la Policía mostró intenciones de hostilidad hacia él e incluso dio señales de quererlo involucrar en el llamado secuestro de Balderas, disolviendo en breve plazo tal hostilidad y tal pretención. En ese ámbito fue que otros dirigentes del Comité Dominicano de Derechos Humanos que preside Virgilio Almanzar indujeron a ese organismo a presentar un expediente dirigido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA ofreciendo los nombres de personas amenazadas de ser asesinadas por sectores policiales y responsabilizando al Jefe de la PN de esos planes. Entre ellos se mencionaban a Milton Pineda, Marrino Zapete, Anibelca Rosario, Hipólito Caba Tineo (Deny), Rafael Ubaldo Méndez, Ricardo Nieves, Pablo Alejandro Ortiz y al propio Virgilio Almanzar.

Esto al parecer incomodó en demasía al general Guzmán Fermín, que emplazado por una comunicación de ese organismo de la OEA dirigida la Cancillería Dominicana, decidió emitir el oficio 9984 de fecha 19 de marzo del 2010 destinado al Procurador General de la República, en el que devela ante este alto funcionario el tipo de relación que ha tenido con el señor Almanzar, que incluye el pago de un sueldo a él y a su esposa y todo lo demás contenido en la parte del texto publicado por “lacucarachauqemea”.

Ya antes se había hablado de relaciones de cooperación de ese alto dirigente de los Derechos Humanos con el ex jefe de la Policía general Marte Martínez, quien le “regaló” una de las camionetas robadas, recuperada y apropiadas por la PN para privilegios oficiales de esa institución. Pero este caso asume ahora gravedad porque el actual jefe de la policía, en actitud de venganza por lo que considera fue una deslealtad de su “aliado”, ha ofrecido muchos detalles de esa relación, muy comprometedores. Según Guzmán Fermín, el señor Almanzar se excusó ante él, responsabilizando de la iniciativa del informe enviado a la OEA a otros dirigentes del Comité Dominicano de Derechos Humanos, especialmente al Dr. Genaro Rincón.

Según esa versión el caso se le fue de la mano en el marco de las dualidades y simulaciones que implican la colaboración entre mecanismos e instituciones que no deberían tener nada en común, dado que la PN es la violadora por excelencia de los derechos humanos y su actual jefe está justamente sindicado como uno de los más verdugos a lo largo de su historia, y a un organismo de derechos humanos como ese lo que le corresponde es enfrentar con entereza esas inconductas que rayan en genocidio. El besuqueo, el compadreo, la colaboración, siempre terminan enlodando a la que debió ser la parte limpia. En este caso no solo con cuartos sino también con muertes, que deberían ser tomadas como base de expediente para procesar judicialmente y llevar a la cárcel al actual jefe policial que las ordenó y las aplaudió.

La carta al Procurador Jiménez no fue concebida como algo abierto o público, pero de todas maneras el jefe de la PN no es tan tonto como para ignorar que ella, al estar dirigida a ese funcionario y destinada a servir de base informativa la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, bien podía colarse, como efectivamente se coló. Ella contiene la versión policial contentiva de detalles y circunstancias difíciles de evadirse para quien sale embarrado por ella. Por eso le toca al señor Virgilio Almanzar decir por lo menos que hay y que no hay de cierto en todo esto. Lo cierto es que para la Cucarachaquemea es un deber darla a conocer, aun sea para prevenir cosas peores y poner las cosas en su lugar. (Tenemos disponible el texto integro de ese documento y ya publicamos la parte que toca al señor Almanzar).

martes, 20 de julio de 2010

Guzmán Fermín dice Virgilio Almánzar recibe dinero de la Policía.




La “Cucarachaquemea” obtuvo copia de un documento numerado 9984, con el membrete de la “Oficina del Jefe de la Policía Nacional” y calzado por el general Guillermo Guzmán Fermín, fechado el 19 de marzo del 2010, dirigido al Procurador General de la República, Radhames Jiménez Peña, en el que además de otros casos se refiera a papel de Virgilio Almánzar, presidente de uno de los Comités de Defensa de los Derechos Humanos, de quien se dijo estaba amenazado de secuestro por esa institución. Transcribimos aquí la parte correspondiente a este tema del texto de referencia:

Devuelto cortésmente, después de haber analizado el contenido de la comunicación sobre las informaciones solicitadas al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana, por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos acerca de los ciudadanos dominicanos VIRGILIO FELIX ALMANZAR ESTRELLA, PABLO ALEJANDRO ORTIZ ALMONTE, RAFAEL UBALDO MENDEZ, ROSARIO Y MELTON PINEDA, para ser usada referente en la solicitud de medidas cautelares depositadas en esa comisión por los infrascritos señalados precedentemente, con las siguientes consideraciones:

Al leer el contenido de la comunicación base, hemos sido los primero sorprendidos sobre las supuestas situaciones narradas, razón por la cual solicitamos y nos fue concedida el día 23 del presentes mes de marzo una entrevista con el señor VIRGILIO FELIZ ALMANZAR ESTRELLA, Presidente del Comité de los Derechos Humanos de la República Dominicana, para que nos aclarara en cuanto a la denuncia que se refiere, que a eso de las 01:00 horas de la madrugada del 21 septiembre del 2009, una patrulla dirigida por un Mayor de esta Institución se estacionó s sólo dos casas de su residencia, quienes al ser detectados por otra unidad policial manifestaron que estaban bajo las ordenes de la Jefatura de la Policía Nacional y él asume que era con el propósito de intento de secuestro en su contra; en ese sentido, durante el desarrollo del encuentro desvinculó de esta acción al Jefe de la Policía Nacional Mayor General Ing. RAFAEL GUILLERMO GUZMAN FERMÍN, y al Director Central de Inteligencia Delictiva (DINTEL) General de Brigada JUAN MANUEL FRUCTUOSO HEREDIA P.N., al tiempo que solicito profundizar la investigación para identificar las personas que llevaron a cabo esa acción.

Entre el ciudadano VIRGILIO ALMANZAR y esta Jefatura de la Policía Nacional siempre ha existido y actualmente coexiste una estrecha relación de colaboración al extremo que frecuentemente se realizan encuentros a solicitud de cualquiera de las partes, para pasar revista de las actuaciones policiales y aclarar algunas situaciones de las cuales haya recibido denuncia o que pudiera estarse produciendo, llegado inclusive a acompañarle en varias ocasiones a la iglesia donde visita y a sugerencia suya aportamos RD$25,000.00 para la construcción del templo; asimismo es la Jefatura anualmente celebra una misa de acción de gracia en memoria de su padre un ex oficial e la Policía Nacional muerto en el cumplimiento de su deber en un intercambio de disparos, a la que asiste junto a su familia, además tal y como consta en parte de la documentación anexa tanto ALMANZAR como su esposa PALMIRA MARGARITA SOTO CASTILLO, cedula numero 001-0523455-3, reciben un salario a través de esta institución, el primero de RD$30,000.00 (treinta mil pesos) y la ultima de RD$15,000.00 (quince mil pesos), lo que confirma que por nuestra parte no puede haber persecución en su contra. También por medios de las Direcciones Centrales de Inteligencia Delictiva (DINTEL) y de Información y Relaciones Publicas, P.N., dentro de este marco ha entregado a varios cuidadnos requeridos por las autoridades para ser investigados por su presunta participación en infracciones a las leyes dominicanas.

Para citar algunos casos, en fecha 5 de octubre 2009 entregó al nombrado RAFAEL UBALDO RODRIGUEZ MENDEZ (a) El Flaco, buscado por su presunta vinculación en le secuestro Baldera Gómez.

El 08 de octubre 2009 entregó al nombrado EDDY PAYAMPS, solicitado para investigaron sobre el secuestro Baldera Gómez.

El 17 de enero del 2010, entregó al nombrado YAMIL CORADIN BERG, buscado por su presunta participación en diferentes hechos delictivos.

En Fecha 22 de enero del 2010, entregó al nombrado BOLIVAR CABRERA MATEO quien estaba siendo buscado por la Dirección Nacional de control de Drogas.

En fecha 30 de enero 2010, entregó un arma de fuego vinculada a un delito perpetrado por HECTOR PEGUERO BURGOS (para matar mejor ilustración presentamos algunas imágenes de estos acontecimientos)

Durante la entrevista el señor ALMANZAR señala, que el documento que sirvió de base para solicitar las medidas cautelares fue elaborado por el DR GENARO RINCON, miembro del Comité de los Derechos Humanos. Que aunque sabia de la existencia de esa comunicación, desconocía a su contenido por no haber participado en su elaboración, puntualizando que muchas de esas imputaciones en las que se hace referencia al Jefe de la Policía Mayor General Ing. Rafael Guillermo Guzmán Fermín P.N. y al General de Brigada Juan Manuel Fructuoso Heredia, P.N. Director Central de Inteligencia Delictiva, axial como a otros oficiales de la institución, no las comparte, por lo que entiende que las autoridades policiales en la actualidad no deben referirse a ese documento ya que no existe ningún interés por parte de la entidad que dirige.

lunes, 28 de junio de 2010

El sicariato y la narco-corrupción militar y policial son realidades inocultables




¡Mienten los jefotes! Porque desde el reinado de Descartes Pérez hasta el del general Mateo Rosado, pasando por Guerrero Peralta, Ventura Bayoneta, Humeaux, Lajara Solá, y Gilberto Delgado, la relación entre las altas jerarquías de los organismos encargados de perseguir el tráfico de droga, el lavado y el consumo, ha sido de complicidad y asociación, lo que ha determinado la creación de grupos de sicarios en la DNCD, la Policía y las Fuerzas Armadas. Esos generales se han enriquecido de manera escandalosa metiéndose en el negocio de las drogas; han robado y han dirigido grupos de militares y policías asesinos por paga. El caso más evidente ha sido el de la Marina de Guerra cuando la matanza de Paya, operación en la que estuvo involucrado la alta oficialidad, incluidos Ventura Bayonet y oficiales subalternos de ese cuerpo (se quedaron con la droga y los cuartos). Tan evidente fue el hecho, que una parte de ellos están siendo procesados, aunque no los jefotes.

En la Policía se ha destacado como jefe de sicarios el general Bencosme Candelier, quien con esos fines ha constado con la participación activa del general Fructuoso, quien ha dirigido grupos de asesinos. El general Polanco ha estado metido con los cárteles y el sicariato policial de Santiago. Dos jefes de sicarios militares hablando contra sicarios civiles (Rueda de prensa reciente). Incluso en la protección de la narco-corrupción es evidente el papel relevante que han jugado el actual jefe de la Policía Nacional, Guillermo Guzmán Fermín, y el general Mateo Rosado, presidente de la DNCD, específicamente en el caso de los embarques de cocaína del empresario Arturo del Tiempo Marquéz y en el lavado a través de la Torre ATIEMAR. No es verdad que el coronel Gonzáles y Gonzáles actuaba solo; además de protección de la alta jefatura policial, estuvo asociado al coronel Labourt de la DNCD, protegido a su vez por Mateo Rosado y por el Jefe de la DEA en el país.

Pero esto es un chin de la realidad, ya que el papel mayor en la organización de la participación de las FFAA en el negocio de la droga lo han jugado generales jefes del cuerpo de ayudantes del presidente Leonel Fernández (Florentino y Florentino, Aquino García y Medina y Medina), dos de ellos ex-secretario de Estado de las Fuerzas Armadas. La “Cucaracha que Mea” se enteró además de que junto al general Consuegra y al coronel Aristy (hijo de Amable Aristy Castro), el general Nelson Marmalejos de la FAD jugó un papel clave en la protección del mentado Toño Leña, uno de los capos del cartel de Figueroa Agosto. Recordemos que Quirino fue protegido de Florentino y Florentino y por el general jefe de la FAD en tiempo de Hipólito (uno de Leonel y otro de Hipólito).

Cuando hay jefes militares en el negocio de la droga hay sicarios militares en las operaciones de ajustes de cuenta. Claro que junto a ese tipo de sicariato, a veces compitiendo con el y a veces asociados a él, esta presente el sicariato civil dependiente de los capos civiles. Todo parece indicar que en el caso Figueroa Agosto están presentes ambos tipos de sicariatos, uno en labores de venganza frente a las “deslealtades” y otro procurando eliminar eslabones que pueden comprometer a los altos jefes militares y policiales. La PN, la DNCD, la DNI, la FFAA generalmente operan solo contra el sicariato civil en termino institucional, protegiendo a su vez su propio sicariato; en el paquete sometido a la Justicia por la PN, la DNCD, la PN y la Fiscalía (en el caso Agosto), los hay proclive al sicariato junto a delincuentes de otro tipo. El móvil de la PN es dar señales de eficiencia y tratar de cerrar el caso sin tocar las alturas, excluyendo el sicariato y la narco-corrupción castrenses. También proteger a los funcionarios civiles, entre ellos al ministro Félix Bautista, involucrado en esa mafia. En la cumbre de esa podredumbre está el Jefe de Estado, protector de esos oficiales superiores que formen parte de su maquinaria continuista y sus finanzas sucias.

¡Que “asesoría” externa!


General Peña Antonio

El actual ministro de la FFAA general Peña Antonio es un hombre muy dichoso, no solo por lo que le ha representado la compra de los aviones Tucanos aprobados por el presidente Fernández sino sobre todo por la “asesoría externa” de un millón de dólares que le acaban de asignar.

Por otro lado, la plana mayor del Ministerio de los amarillos no está conforme con el negocio del radar, con haber provocado un déficit de 130 millones en la ARS de los guardias y con haber construido un mamotreto frente al edificio de la secretaría a un costo de 60 millones de pesos tomados del fondo de pensiones de los militares; un mamotreto que no debe valer ni a la cuarta parte de la inversión declarada. Amén de desfalcar el IFAS. Quiere más.Dios bendiga a sus integrantes por su vocación para empobrecer los cuerpos castrenses con tal de darse la gran vida y salir multimillonario de ese carguito, aunque no tan buena ni con una fortuna tan grande como la que disfrutan sus “superiores” jerárquicos ubicados en el Palacio Nacional a la sombra del Presidente de la República. Por ese trillo las FAA se han convertido en una suma de cuerpos amorfos, sin líderes, manejados por la mediocridad e utilizada desde fuera y desde dentro para servirle de escudo a los procesos de enriquecimiento de una parte del generalato, del Presidente, de sus ministros ladrones y empresarios favoritos.

En Barahona: General Medina y Medina se apropió de la vieja pista del aeropuerto.



Son cosas aparentemente inverosímiles pero realmente ciertas: el general Medina y Medina, jefe de los guardaespaldas del presidente Leonel Fernández, decidió cogerse una parte de la pista vieja del aeropuerto María Montés de Barahona, construida en terrenos del CEA (Ingenio Barahona), a la entrada de su Ciudad natal. Pero además no cualquier parte de esa pista sino nada más y nada menos la que empalma, por el lado de la vieja Cementera de los gringos, con el Malecón de Barahona; precisamente la que permitiría construir una avenida que evada el tortuoso paso por el interior de la Ciudad para seguir directo por la carretera de la Costa hacia Enriquillo, Oviedo y Pedernales. ¡Un verdadero tesoro del Estado!

De sopetón esa valiosa propiedad del CEA dejó de ser pública y el todopoderoso general la puso a nombre de un pariente cercano.

jueves, 27 de mayo de 2010

Toño Leña, Amable, los Generales y el Presidente


Figueroa Agosto, Mateo Rosado y Toño Leña

(1)

$.- Ramón Antonio Rosario (Toño Leña), subalterno de Figueroa Agosto, se cuidaba de andar en un “pasolita” y de colocarse bien lejos de todo contacto físico con la droga. Su poderío en ese negocio se concentraba en la región Este del país, sobretodo en La Romana, Higuey, El Seibo y Miches: un personero escurridizo, difícil de coger con la “mano en la masa”. Poseía una ARENERA y otros negocios que le servían para encubrir operaciones. Toño Leña tiene jerarquía regional en ese cártel local cuya área de operaciones abarca toda nuestra isla, Puerto Rico y EEUU. Conectado con Amable Aristy Castro a través de su hijo, el coronel Aristy de la PN; protegido además directamente por el general Cruz Consuegra-PN y por un influyente general de la Fuerza Aérea Dominicana que ha desempeñado las más altas funciones en esa institución y que tiene fuertes vínculos con personas muy queridas del Presidente, estaba estrechamente relacionado con el fallecido coronel-PN González y González, quien estimulado por la altísima rentabilidad del negocio de la droga en el Este del país fue tomándole tanto cariño a esa zona geográfica que se hizo de una lujosa Villa en Casa de Campo, donde compartía dinero, amistad y otras Villas con su jefe supremo Figueroa Agosto, ahora “fugitivo” de la “justicia”. Otro personero asociado a Toño en esa región es el conocido “Rubén Toyota”, empresario del bajo mundo de las drogas encubierto tras un “próspero” negocio de venta de repuestos de vehículos. La fuerte presencia de ese cártel en ese exclusivo Club Turístico de La Romana le sirvió además para lograr que una parte de los yates de “La Marina” de Casa de Campo (unos con consentimiento de sus dueños, otros solo con la complicidad de sus “Capitanes”) participaran periódicamente en determinadas operaciones de entrada de cargamentos de droga procedentes de los cárteles colombianos asociados a Figueroa Agosto. El cuadro general de las operaciones “ilegales” parecía perfecto. Los “bombardeos”, desembarcos y aterrizajes de pacas de droga se sucedían uno tras otros con una protección estatal, militar, policial y política que parecía invulnerable y envidiable. El Este pasó entonces a ser un verdadero paraíso del negocio de esos capos civiles y militares y de las corruptas autoridades gubernamentales: las vías del soborno a fiscales, jueces, inspectores de migración, agentes de la DNCD, autoridades aeroportuarias estaban aceitadas y no podían ser mas expeditas. Tan pronto alguna pieza fallaba y se enteraba alguien de lo que no debía saber sobre esas operaciones e intentaba actuar, aparecían de inmediato los generales comprometidos con los capos para proteger con su autoridad y contingentes militares las “recepciones” de los referidos cargamentos y para disuadir a continuación a los “intrusos”. Para mayor seguridad el coronel González y González estableció un formidable puente con el coronel Labourt de la FAD, quien desempeñaba y desempeña de nuevo la importante función de jefe del Dites (Departamento de Investigaciones Sensibles de la DNCD) controlada por la DEA de EEUU. Ese “puente” hacía las veces de eslabón clave de la cadena de protección. El coronel Labourt a su vez estaba fuertemente apoyado por el Jefe de la DEA en República Dominicana Peter Reyly, socio de un tal Elías, el puertorriqueño que antes había desempeñado esa función en el país y creado los vínculos originales con el mentado coronel Labourt.


Ventura Bayonet

(2)

$.- El coronel Labourt vino a ser el oficial de la DNCD mejor enterado del papel de Figueroa Agosto en ese cártel, quizás el único en conocer muy bien a ese personero del crimen procedente de Puerto Rico. Eso le confería un poder especialmente privilegiado, que logró usar hasta enterarse de detalles de los movimientos de éste a través de un compadreo también muy especial con el coronel González y González, un hombre de la intimidad del capo boricua. Figueroa Agosto era difícil de agarrar. Tampoco “le ponía la mano a la droga” y si sabía relacionarse en altas esferas, incluido su compatriota boricua-estadounidense Hans Hertell, Embajador de EEUU en el país, hombre de baja estofa vinculado a esos negocios turbios y al lavado de dinero sucio a través de la compra de bienes raíces en el Este del país, asociado a la oficina de abogado de la familia Bush en Puerto Rico y a toda la mafia empresarial del Este y de otras zonas del país, entre ellos a los integrantes de la conexión dominicana con la operación de lavado Marbella (el empresario español Carlos Sánchez, el ingeniero Miguel Vargas Maldonado y el Grupo Hazouri), a capos empresariales como Gustavo Cisneros, los Fanjul del Central Romana, Pepe Hidalgo de Air Europa y otros magnates dedicados a apropiarse de importantes bienes raíces en esa región. Sabía también sobornar y conectarse con intensidad en las altas esferas del gobierno, para lo que escogió al influyente Ministro Félix Batista (uno de los jefes de la mafia de la construcción, “caja fuerte” y corrupto preferido de Leonel Fernández) como puente con el Despacho Presidencial. Esta relación llegó a ser tan íntima que Félix Bautista estableció un apasionado vínculo de pareja con una de las hermanas Peláez mientras la otra, por diligencia del influyente ministro repartidor de contratas y servicios sexuales (las dos hembras fueron favorecidas por él con sendas obras del Estado), estableció una relación similar con Figueroa Agosto, a pesar de Sobeida. El encumbrado dirigente peledeista Félix Bautista, jefe de organización de ese partido, adquirió un apartamento en la misma Torre en la que el coronel González y González compró su apartamento familiar, lo que facilitaba y le daba fluidez a esa relación “social” y “empresarial”. Hasta ahí todo iba a las mil maravillas, sobre ruedas bien aceitadas y con escasísimos riesgos. Los cargamentos de droga y el producto de su venta en el mercado exterior, que les reportaban entre seis y siete millones de dólares a la semana, fluían sin problema alguno, hasta que la ambición desmedida del coronel Labourt, confiado en la protección que le brindaba el representante de la DEA en el país, se desbordó y no resistió la tentación de darle un “tumbe” al capo boricua tan pronto se enteró de la enorme suma de dólares que había guardado en la mucha veces mencionada yipetta Mercedes Benz blanca estacionada en uno de los parqueos de uno de los apartamentos de Figueroa Agosto. Con esos fines convenció al coronel González y González de las bondades de ese operativo con la condición de que a Agosto se le diera el chance de la “fuga”, previo aviso de la posibilidad de ser allanado. Procedieron de ese modo mientras algunos factores contingentes y la necesidad de darle carácter oficial al operativo determinaron que la apropiación mediante el “tumbe” fuera solo de un parte del monto total en dólares (el famoso saco de dólares desaparecido).


Felix Bautista.


(3)

$.- Desde ese instante se soltaron los demonios, y entre la necesidad de eliminar evidencias (sobretodo testigos claves o posibles delatores de las instancias superiores) y la vendetta de quienes se sienten traicionados o amenazados, provocaron el inicio de la matanza escalonada todavía en desarrollo. El primero el caer en esa etapa fue González y González (ya antes habían asesinado a “Vianca la Gorda”), al parecer víctima de jefes militares y policiales que actúan a través de su sicariato para evitar que llegue a ellos la cadena de apresamientos. Otro tanto puede decirse de los casos del capo Aquino Polanco, asesinado a quemarropa en el parqueo de Carrefour, del llamado Alex “El Pelotero”, acribillado en la cárcel de Najayo, y del empresario cubano-dominicano Rubén Soto, dueño de la repostería “La Francesa”, partícipe del desembarco de Playa Girón en Cuba, padrastro de la viuda del coronel González y González y testaferro de Figueroa Agosto, asesinado en forma similar en le parqueo de su negocio. El coronel Labourt dio la orden de soltar los perros de presa, inmediatamente después que el coronel González y González lo visitara en su despacho de la DITES (Departamento de Investigaciones Técnicas Sensibles), cargo que retomó recientemente después de haber sido desplazado del mismo en el 2000. Esa restitución de Labourt se dilató bastante, pero finalmente se produjo por la insistencia del jefe local de la DEA Peter Reyly y por el apoyo que le brindó el grupo militar de mayores responsabilidades históricas en el proceso degenerativo de la DNCD, encabezado inicialmente por el general Rafael Guerrero Peralta (PN) e integrado progresivamente por los contralmirantes Ventura Bayonet (MF), Humeaux (MG) y Gilberto Delgado (MG), y por los coroneles Soto Hatton (MG) y Jiménez Sánchez (EN), entre otros; quienes se han rotado en funciones claves de la DNCD con el apoyo de la oficina local de la DEA. Específicamente, el restablecimiento del reinado pleno de Ventura Bayonet en la Marina de Guerra (antes del caso Paya) y de Gilberto Delgado en la DNCD, ambas designaciones recomendadas por el general (EN) Medina y Medina, jefe del Cuerpo de Ayudantes Militares de la Presidencia de la República, al propio Leonel Fernández, sirvió entre otras cosas para reponer al tenebroso y sinuoso coronel Labourt. Algunos meses después de su retorno al DITES, por iniciativa del coronel Labourt y de otros oficiales de su equipo se perdió el célebre bulto encontrado en una de las lujosas yipettas de Agosto. Nuevamente operó la misteriosa “mano del indio”, término usado en el “argot” de las oficiales de la DNCD para referirse a la responsabilidad oculta en las evidenciadas “desapariciones” de los objetos de valor, los dineros y los cargamentos de droga que se roban los oficiales en los operativos que realiza esa institución contra los narco-delincuentes no favoritos y en otros casos más comunes. Este término se acuñó después que una señora, al referirse a uno de esos casos, informara que solo pudo ver cuando la mano de un “hombre indio” se llevó las joyas guardadas en su casa. EL coronel E.N. Jiménez Sánchez es de los sindicados con vasta experiencia en esos menesteres y es una de las piezas clave del grupo de oficiales mafiosos. Tanto se evidenció que hace un tiempo fue puesto en retiro, para ser recientemente reintegrado como Jefe de los Guardaespaldas del Ministro Temístocles Montás. Esta reintegración fue impulsada por el general Florentino y Florentino, otro de los jefes militares favoritos del presidente Fernández, socio del capo Ernesto Quirino y sobreviviente de múltiples fechorías gracias a la sombrilla presidencial de impunidad que lo protege. El coronel Labourt, además de la protección que le han brindado de Peter Reyly, Gilberto Delgado y Ventura Bayonet, cuenta todavía con el apoyo del general Medina y Medina, quien como jefe de los guardaespaldas del presidente, opera con altibajos pero siempre seguro desde el antedespacho de Leonel Fernández. Los oficiales subalternos de Guerrero Peralta en la DNCD (Ventura Bayonet, Delgado y Concepción Fernández, Humeaux, Lee Ballester, Lajara Solá, Betances, Soto Hatton y otros) devinieron en una especie de “Cosa Nostra”.Dentro de esa mafia militar, Delgado y Concepción (concuñados), tuvieron en el pasado responsabilidades fuertes en el tráfico de droga por la región Este hasta alcanzar éste su plenitud con la participación de los nuevos actores mencionados, en la era del vice-reinado de Toño Leña recientemente desestabilizado. Los grandes contratiempos en el caso Agosto han sido toreado y cercado hasta la fecha con las drásticas acciones del sicariato militar-policial contra testigos de excepción y eslabones intermedios de la cadena criminal, limitando a la vez la acción judicial a la periferia participante en operaciones de “lavado” menor relacionadas con la compra de inmuebles y vehículos de lujo.


Jefe de la Policia en comilona con Medina y Medina.

(4)

$.- El general Medina y Medina, cuyo hermana opera en la jefatura política del PLD en Barahona, se conectó más tarde con el grupo creado por Guerrero Peralta y Bayonet y le sirvió de paraguas en la Presidencia hasta que recientemente, por su quemazón en el caso Paya, el Presidente Fernández se vio obligado a desplazarlo de la DNCD y a darle continuidad encubierta en la Marina a través del contralmirante Lajara Solá. El general Medina y Medina a su vez es socio del vice-director casi eterno de la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI), el inefable Crispín, y ambos con la anuencia y la competencia menor de otros oficiales de la DNI, controlan y manipulan en primer plano todas las conexiones de las mafias civiles con las fuerzas armadas y con los órganos de inteligencia del Estado. Desplazan a los que no son de su confianza y obstruyen las investigaciones que se salen de su control. Sostienen las relaciones delincuenciales con otros altos oficiales del Ejercito, de la Fuerza Aérea, de la Marina de Guerra y de la Policía Nacional. En un plano menos agresivo, por ser un oficial que aunque igualmente corrompido carece del arrojo de esos dos, ese binomio cuenta con los servicios del general Aquino García, ex secretario de Estado de las Fuerzas Armadas y ahora actual director de la DNI. Al mismo tiempo Medina y Medina en los últimos tiempos ha sido el protector del archi-criminal general (P.N.) Bencosme Candelier, una de las principales piezas del narco-poder al interior de la Policial Nacional. Esto sin obviar el papel pernicioso del general Cruz Consuegra en esas conexiones y sin olvidar los vínculos protectores del oficial Castro Castillo hacia “El Gringo”, “El Chino”, “Pata Corta” y “El Muerto”, quien evitó varias veces la caída de estos capos capitaleños hasta que las contradicciones interna dieron al traste con esa protección. Este grupo, dominante por años en la DNCD, fue temporalmente afectado por el proceso que se desató a partir de la matanza de Paya, en la que jugó un papel relevante, que para su desgracia no tardó en evidenciarse. Esto también afectó en cierta medida a Medina y Medina, su máximo protector y obligó a Leonel Fernández, que conoce al dedillo a los protagonistas de todas esas fechorías y es cómplice y beneficiario de las mismas, a desplazar a Gilberto Delgado y a entregarle la DNCD al actual jefe de la Policía Nacional, otro archi-criminal, general de brigada Guillermo Guzmán Fermín, a través de su canchanchán general Mateo Rosado; quienes a la sazón contaban con fuertes conexiones con el “empresario” español Arturo del Tiempo Márquez y sus embarques multimillonarios de cocaína. De esa manera la DNCD pasó de unas manos criminales a otras manos criminales, incluidas en estos trasiegos de facciones del narco-poder las consiguientes pugnas y venganzas que han afectado la tranquilidad de todas las mafias y desatado sucesivos escándalos. El general Guzmán Fermín aprovechó muy bien la crisis que obligaba a relegar momentáneamente en alguna medida a los protegidos del general Medina y Medina, a los altos oficiales asociados a él con la anuencia del Presidente Leonel Fernández, sin prever que otro “accidente”, esta vez ocurrido en España, iba a importunarlo, poniendo en evidencia sus fuertes vínculos, los del general Mateo Rosado y los del propio Leonel Fernández con el escándalo de la Torre Atiemar, que este gobierno y en particular su señalado presidente se empeñan en tapar, mientras el señor Félix Bautista, el ministro mas vinculado a Figueroa Agosto y responsable de la estafa de la Sun Land, es catapultado con dinero lavado del narco y de las contratas grado a grado al cargo de Senador de la República por SJM, muy apropiado para reforzar su impunidad. Un botón, una muestra mas, de cómo el Estado y sus instituciones se convierten en guaridas y centro de operaciones de las mafias uniformadas y no uniformadas.

El “deudor” de Toño Leña ¡es Amable¡


Que trio: Amable, Morales Troncoso y Rodrígues Pimentel.

EL funcionario que le debe a Toño Leña 4.5 millones de pesos, no identificado por este cuando hizo referencia al caso, es Amable Aristy Castro, Senador electo con los “cuartos” del narco y de todas las formas de corrupción habidas y por haber. Con el fraude que jamás deja de ejecutar El hijo de Amable, coronel al vapor de la PN, es la persona que éste puso a trabajar directamente con el mentado Toño Leña.

General FAD socio de “El Gringo”



“El Gringo”, importante capo de la droga de la zona norte de Santo Domingo, hoy en prisión, no solo tenía fuertes enllaves en la Policía sino también en la Fuerza Aérea Dominicana (FAD). Nos referimos al general Díaz Ramírez, director de los Juegos Nacionales, ex-jefe del A2 (servicio de inteligencia de la base de San Isidro) y socio del generalote de la aviación que protegía a Toño Leña antes de escapar del país.

martes, 6 de abril de 2010

El Presidente Morado, el Policía Rosado y el General Guillermo Guzmán Del Tiempo




El jefe de la Policía Nacional General Guillermo Guzmán Fermín es muy conocido como el jefe de “los cirujanos”. Un oficial “mano dura”, “gatillo alegre”; sin miramiento para ordenar “lisiamientos” y fusilamientos en plena calle, ni reparos para darle profundidad a las torturas y abusos policiales. Asunto de crianza y de formación “académica”. Su padre, General (R) Guillermo Guzmán Acosta, fue uno de los jefes policiales mas criminales en los terroríficos doce años de Balaguer y al parecer al hijo nunca se le ocurrió ser diferente. El modelo paternal lo marcó para siempre y para mal. Pero no solo: Guillermito hizo carrera policial con los “carabineros” chilenos de pura sepa pinochetistas y eso lo remarcó para siempre. Marca sobre marca. Sed de sangre y “escuela” para tomársela sin el menor pudor. Escuela de hogar y escuela de “academia”.

=============================

Tan fuerte resultó esa “calaña” forjada en el hogar y en Chile que nunca pudo ocultarla. Como personerillo de esas lides, Guzmán Fermín siempre ha exhibido un lenguaje y una práctica represiva, en todos los casos disfrazada de “combate a la delincuencia” a como de lugar; aunque siempre sus víctimas y la de sus “equipos” de cirugía mayor y menor han sido delincuentes menores y personas inocentes, casi siempre personas muy jóvenes; salvo en el caso del llamado secuestro del joven Balderas, en el que sacó las uñas anti-izquierdistas contra algunos veteranos de litoral político-militar de grupos radicalizados y evidenció que tiene madera de “matón” en todas las vertientes del quehacer policial.

===============================

Hasta ahí lo mas conocido de su persona, dado que la fortuna que venía acumulando la encubría con su condición de ingeniero subcontratista de los consorcios formados por altos funcionarios del gobierno del Presidente Fernández y grandes compañías constructoras. Mientras que el peaje que llega al cohollo policial por concepto de protección y asociación con todos los negocios ilícitos (rifas ilegales, robos, homicidios, puestos de droga, falsificaciones, redadas, protección de negocios privados, prestación de servicios policiales a empresas privadas, tumbes, contrabando, estafas, extorsiones, mordidas…) tiene un volumen enorme, pero es difícil de evidenciar. Por esa vía acumulaba fortuna al tiempo de presentarse como matón, pero no como ladrón. Duro frente a la delincuencia, desalmado en la represión, pero a la vez sustentador de una “recia moral”, por demás católica. Hombre de misa, rezos, confesión y comunión. Come hostia todos los domingos y fiesta de guarda. Hombre de familia, “duro” pero “serio”. En fin, bien almidonado y bien planchado. Pero sobre todo “enemigo a muerte del narcotráfico”, dispuesto a “romperle el espinazo” a ese “flagelo de la humanidad” y con “autoridad” para ambicionar el control de la DNCD, cuya imagen deteriorada en manos de las Fuerzas Armadas y muy especialmente de la Marina de Guerra, se prestaba a facilitar el traspaso a la Policía Nacional bajo su dirección, alejada de ese botín desde los tiempos de Descartes Pérez (primero) y Guerrero Peralta (después); ambos enriquecidos con su asociación a múltiples modalidades del negocio de las drogas ilegales.

=====================================

Al presidente Fernández le convenía ese traspaso del control de la DNCD al actual mando policial; por un lado porque con eso daba la imagen de estar dispuesto a relegar a los que en los últimos años se habían lucrado en grande con le manejo de ese organismo y, por el otro, porque ponía ese botín, quizás el principal botín del Estado, bajo el mando de un hombre también suyo, lo suficientemente maleado para darle continuidad a ese negocio en beneficio propio, de la autoridad suprema y de ciertos clanes policiales liderado por él. Así el jefe policial logró que el presidente designara al general Mateo Rosado, uno de los suyos, como presidente de la DNCD. EL jefe policial era a la vez un hombre muy pero muy del presidente de la República, con fuertes dependencias y además vinculado a las nuevas redes de la narco-delincuencia civil y estatal de alto vuelo. Antes de recibir la DNCD por disposición del Poder Ejecutivo, previa quemazón de los contralmirantes Ventura Bayonet y Gilberto Delgado, el general Guzmán Fermín se había cambiado clandestinamente su segundo apellido Fermín por Del Tiempo, aunque no se atrevió a colocarse el título de Marquez. Pasó a ser, en consecuencia, un alto oficial de alcurnia, bien relacionado, bien probado, ya no solo por sus deudas de sangre y su condición de matón, sino por su asociación con un narcotraficante aristocrático. Algo desconocido hasta hace unas semanas, pero sin dudas muy importante. En consecuencia libre de sospecha, a pesar de su proclamada decisión de enfrentar las mafias de la droga, verborrea común en las autoridades mas comprometidas en ese negociazo. El presidente estaba seguro de que ni Mateo Rosado ni Guzmán Del Tiempo osarían usar ese cargo para intentar pellizcar el narco-gobierno bajo su dirección y arbitraje. Los muchachos eran de su plena confianza y de la del “peje gordo” español, Arturo del Tiempo Márquez, quien a la sazón ya era “asimilado” de la Policía Nacional con rango de coronel (benévolamente denominado “policía honorífico”, aunque sin una pizca de honor).

=============================

Esa “santa alianza” entre general rezador, bendecido por el Cardenal, el presidente rosadito denecediano del principal cartel nacional de la droga, el presidente morado, el Marquez Del Tiempo y otros allegados al inquilino de la “silla de alfileres”, se expresó en “daciones de pago” en especies (apartamentos de lujo en la Torre Atiemar) a favor del padre del nuevo sobrino del padrino español, de un testaferro del denecediano presidente rosado y de otros colaboradores íntimos del presidente morado; siempre a condición de que el Marquez del Tiempo pudiera contar con el carnet , la protección policial, de la DNCD y del Palacio Nacional. El general Guillermito Guzmán del Tiempo cumplió su compromiso protector, no solo con el carnet “honorífico”, sino además designándole un coronel como jefe de seguridad de la lujosa Torre Atiemar, compartida por todos desde que el presidente morado dio el primer picazo y alabó la “inversión extranjera” financiada por el próspero banco comercial del Estado (BANRESERVA) dirigido por un alto dirigente del PLD, incondicional del “jefe” de ese partido y del país. El general Guzmán del Tiempo, el presidente rosado del cartel oficial y el presidente morado le dieron garantía al Marquez español de que nada le pasaría por estos predios, lo que fue puesto a prueba cuando fue capturado en el Puerto Nodal de Punta Caicedo un embarque de cocaína de mas de 900 kilos a su nombre y el hecho fue meticulosamente silenciado por sus protectores oficiales.

======================================

Lo que no calcularon los socios de aquí es que en alguna ocasión el Marquez del Tiempo podía ser atrapado con la mano en la masa antes de llegar con su carga a Madrid, justamente en el puerto español donde iban a parar sus cargamentos. Así aconteció con un nuevo embarque de cocaína, esta vez superior en kilaje (¡1200!) al capturado en Punta Caicedo con la venia rosada. Así la muralla del aristocrático castillo cuidadosamente construido con nuevas piezas, ese que reemplazaba en grande al de Quirino y al de Agosto, se derrumbaba junto a sus principales paredes. Su interior quedó al desnudo, en cuero, exhibiendo a todo dar sus impudicias oficiosas y oficiales. El Márquez se quedó sin el “fluj” de empresarios-inversionistas y tuvo que exhibirse en traje de presidiario. Su sobrino postizo, general Guzmán Del tiempo, se evidenció no solo como matón, sino también como figura relevante del narco-latricinio. El presidente rosado del principal cartel estatal de la droga mostró su condición de continuador de la obra (solo que para beneficio de otra pandilla) de los capos uniformados que le antecedieron en el cargo en representación de la Marina de Guerra. El presidente morado confirmó con creces su condición “capo de todos los capos”, de jefe supremo de todas las bandas, de jefe del narco-Estado dominicano, articulador y beneficiario de mafias civiles y militares, criollas y extranjeras. Solo que en lo adelante su ficha en Washington habrá de convertirse en una eficaz arma de chantaje de los jefes políticos de la DEA, organismo encargado de preparar las carnadas de los anzuelos que han servido para pescar presidentes junto jefes militares y policiales y ministros ambiciosos y angurriosos, y manipularlos a su antojo.

martes, 16 de marzo de 2010

El Presidente Fernández Reina en el centro de la " Torre Atiemar" y del Narco-Estado Dominicano


Leonel Fernández recibe en su despacho a Arturo Del Tiempo Marques


Dicen que un escándalo sustituye a otros y es cierto. Pero cada escándalo es una marca, una expresión de corrupción mayor, en los casos de referencia de puro corte narcótico. El de la Torre Atiemar es el más reciente, no el último. Pero sumados todos dan un cuadro difícil de manejar para los inculpables y en especial para quien lo preside.

0====0======0======0=====0

En el caso del cartel Quirino, la figura militar mas conspicua fue el general Florentino y Florentino, un hombre del Presidente (unos de sus primeros ministros de las FFAA y a la sazón director de la DNI, con sede en el Palacio Nacional. Comprobada su asociación con Quirino, el presidente Fernández los protegió. Ahora tiene un cargo militar en la frontera y se le esta vinculando al trafico de los niños haitianos después del terremoto.

En el caso Paya, el contralmirante Ventura Bayonet actuó como jefe del sicariato de la Marina de Guerra, amen de cobrar peaje por custodiar embarques y bombardeos marítimos de drogas. Evidente su rol criminal, el presidente Fernández lo protegió hasta ponerlo recientemente en retiro, debidamente enriquecido e impune. Su relevo es el contralmirante Lajara Sola experto en protección de bombardeos de droga en la costa y de la misma calaña. Otro hombre del Presidente.

Por encima de ellos y más cerca de Leonel han estado los generales Aquino García y Medina y Medina. Ambos se reparten el control de las Fuerzas Armadas para todos los negocios ilícitos, ocupando un rango mayor todo lo relativo al tráfico de droga y al lavado de dinero de esa procedencia. Ambos iniciaron su ascenso meteorico (al igual que Florentino) como jefe de los guardaespaldas del Presidente. Esa ha sido su sombrilla protectora y de allí dos de ellos fueron catapultados al ministerio de la FFAA y a la DNI. Observen cuantos carnets del DNI aparecen en los casos de droga, incluido el de Figueroa Agosto y Sobeida.

0=====0======0======0

Dos ministros civiles, Freddy Pérez de Obras Publicas y Francisco Javier de Industria y Comercio, y ahora de turismo, fueron cómplices de Florentino y Florentino, de Margarita Gómez (la decoradora) y de Quirino. Margarita Gómez organizaba las cenas de “recolecta de fondos” junto a la Primera Dama para encubrir las donaciones de los capos. Ninguno ha sido tocado. El presidente los ha protegido. Dos ministros, Francisco Javier García de nuevo y Feliz Bautista (los preferidos del Presidente) eran socios y amigos de Figueroa Agosto y su narco-corte. Tampoco han sido tocados pese a que es “Vox Populi” su complicidad y su enorme enriquecimiento. El Presidente no permite acción en su contra. Francisco Javier paso la prueba del caso Quirino y el Gato Félix la de la Sun Land. Ahora los dos, pese a lo caliente, están de risita, se creen intocables.

0=====0======0======0

La DNCD es un botín que estuvo largo tiempo en manos de la Marina de Guerra a través de Ventura Bayonet, Gilberto Delgado y Lajara Sola. Recién se la quitaron a la Marina y por tanto a las FFAA para colocarla en manos de la Policía. El general Rosado Mateo es un hombre de Guillermo Guzmán Fermín (socio de Diandino Peña) y los dos son hombres del Presidente: a los dos le ha tocado ahora el botín DNCD, uno de los principales carteles de la droga y de los sicariatos más fuertes. Junto a la Policía Nacional forman un imperio. Los cambios recientes en la PN fortalecen el clan Guzmán Fermín-Diandino. El desplazamiento del capo Bencosme Candelier es una victoria de Guzmán Fermín dentro de esa competencia mafiosa al interior del narco-estado. Pero ya antes Guzmán Fermín tenía conexiones con ese negocio como se evidencia con el escándalo de la Torre Atiemar y el “apartamento de su papá”. Rosado lo defendió con sospechosa energía. Ambos se sienten protegidos por el presidente por razones globales y especificas. Unos y otros, socios y competidores, son hombres del Presidente, puestos por el presidente para esos fines.

0=====0======0======0

El Presidente está en centro del narco-estado y en el centro del negocio de la Torre Atiemar. El dio el primer picazo. El se entrevistó en su despacho con el mafiosos ibérico Arturo del Tiempo Marques (el de los 1,200 kilos de cocaína de alta calidad y de muchos otros cargamentos, el Quirino blanco, español, encopetado). Esto recuerda el caso de la entrevista del excelentísimo con el capo Nelson Lozano (el de las contratas de mas de 5 millones), extraditado al norte. Las fotos están ahí y no se pude alegar desinformación del hombre mas informado del país. El sabía con quien se reunía en ambos casos y si no lo sabia entonces hay que quitarlo por entupido. Pero el es todo menos entupido.

El escándalo de la Torre Atiemar es el más reciente y el más peligroso porque explotó fuera (en España) y puede írsele de control. Le está picando mas cerca que el picazo a la Torre. Dejo atrás al de Agosto. Pero ambos y todos se suman para poder apreciar ya con mas precisión que Fernández Reina está en el centro de todos los casos porque es el centro del narco-Estado y del narco-gobierno dominicano. Ahora está en el centro de la Torre y en el centro de un gobierno narco-podrido.

0=====0======0======0

Podrían caer algunos de sus compinches o instrumento, pero para que caigan todos debe caer el. El es el jefe pero sin el poder de Trujillo o de Balaguer, aunque posiblemente con más dinero acumulado que aquellos dos y sus respectivas cortes. No olvidemos que no hay negocio más rentable en el planeta que el que rodea a las drogas ilegales. Pero el dinero no lo es todo en término de poder en un país donde otros mandan más que él y donde la sociedad ensuciada puede dar, y ha dado, muchas sorpresas. El buen ingles que habla el Presidente no es suficiente para poder defenderse de lo que lo espera. A este caso lo puede suceder otra hasta que finalmente alguno logre desbordarse en grande y entonces el señor Fernández tendrá que hablar chino.

martes, 2 de marzo de 2010

Hay perversidad en la decisión del Presidente Fernández en la puesta en retiro de los generales Ventura Bayonet y Ramírez Ferreira.

El contralmirante Ventura Bayonet merece no solo la puesta en retiro sino la cárcel a cadena perpetua.

El formó parte de la mafia inicial de la DNCD como segundo al mando de otro que merece igual condena y que hoy impunemente dirige la seguridad de Miguel Vargas Maldonado (Mabella): Rafael Guerrero Peralta.

Los crímenes, convirtiendo a agentes de la DNCD y a oficiales de la Marina de Guerra en sicarios, los tumbes, la cobra de peajes, la protección de cargamentos de drogas, los contrabando de Wisky, la asociación con los carteles de la droga, lo convirtieron en uno de los jefes militares con mayor responsabilidad en la conversión del Estado Dominicano en una especie de narco-estado. Todo un capo uniformado.

Ese capo uniformado siempre fue protegido por Leonel Fernández y fue uno de los contribuyentes a su campaña política y a su fortuna personal que va mucho más allá de la Fundación Global y sobrepasa los 2 millones de dólares.

Pero ese capo uniformado se quemó con el escándalo de Paya, por lo que lo sacaron de la jefatura del la Marina de Guerra y lo protegieron con la subsecretaria de la FFAA, hasta su recién puesta en retiro; medida ésta usada por Leonel para quitarse de encima, en forma benévola para el contralmirante, esa asociación delictiva con él, evidente a todo lo largo de sus tres gobiernos.

Leonel maniobró en medio del acoso de opinión pública que sindica a su gobierno como un gobierno copado por las narco-bandas y la gran corrupción. Maniobró para situarse aparentemente por encima y al margen de su mafia militar y policial.

Al mismo tiempo de sacrificar ese alfil, Fernández se vengó de Ramírez Ferreira equiparándolo al narco-general Ventura Bayonet, complaciendo de paso al perverso de Vincho Castillo que no quería ver a Ramírez ni en pintura por las verdades que este le cantó.

Ramírez Ferreira intento depurar la DNCD y saco de sus filas a un gran número de agentes y oficiales corrompido, mientras era bloqueado por la banda interna que dirigía el contralmirante Gilberto Delgado, heredero de Ventura Bayonet.

Ramírez Ferreira en su momento sitúo a Fernández entre la espada y la pared al comprobar que sus generales, especialmente los dos que actualmente dirigen las FFAA y la DNI (Medina y Medina y García Aquino) son los principales jefes de las narco-mafias militares asociadas a generales y cárteles colombianos.

Ramírez colocó además en el escritorio de Leonel elementos que comprometían a oficiales de su custodia y de su entorno con el tráfico y lavado d droga y dólares.

Cierto que es un general con bastante dinero y con una flamante flotilla de vehículos deportivos sumamente costosos. Pero es cierto además que todo eso lo poseía antes de ser designado en la DNCD, amen de no conocérsele propensión al crimen y a la matonería.

Ramírez es un caso diferente y si falta ha cometido deberían ser tratadas de otra manera.

Es de una perversidad inaudita colocarlo a la par de Ventura Bayonet. Enlodarlo de esa manera precisamente el que mayor lodo ha acumulado en sus nueve meses de gestión.

Pero ya Leonel hizo algo similar con el general Noble Espejo, poniéndole en retiro junto a generales sindicados como corruptos.

Es el estilo Trujillo-Balaguer, el del déspota corrupto, esta vez con traje “democrático-representativo”, que sacrifica sus alfiles desacreditados y embarra a sus desafectos o a quienes no se le pliegan como desea.

Que además protege a criminales que resultan funcionales a sus propósitos inmediatos como es el caso del actual jefe de la Policía Guillermo Guzmán Fermín y a todos aquellos que en lugar de investigar delitos cobran por investigarlos mal, se asocian a funcionarios de la alta corrupción como Diandino Peña y forman sicariato al interior de la P.N.

Como es el caso también de Bencosme Candelier

¡Hasta cuando los injustamente vejados serán pasivos!

Eso se llama jugar con candela. Y quienes así proceden tarde o temprano, en este caso más tarde que temprano, se queman.

Fernández piensa que siempre puede salir ileso de esas pérfidas maniobras; Pero eso no siempre será así.

martes, 5 de enero de 2010

Cómo y quienes fugaron a Sobeida

Sobeida, amante del capo Figueroa Agosto, fue sacada del país por el aeropuerto Joaquín Balaguer del Higüero, que sigue dominado por la mafia aeroportuaria del país.

El hombre clave del operativo fue el capo de la aviación civil Rafael Rosado, dueño y presidente de la empresa Caribair, experto en tráfico de dólares, seres humanos, drogas y armas; protegido por altas esferas militares y políticas del gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

El plan de vuelo se hizo tomando como referencia un avión CESNA 172 Matricula HI-5-33 CA, propiedad del señor Rosado y facilitado sus datos por el mismo.

Un avión estaba accidentado desde hace unos años en el aeropuerto de Herrera y todavía sin reparar.

Ese fue el señuelo.

El Plan de Vuelo se lleno a nombre de una nave que no podía volar y el vuelo e hizo en otro avión CESNA parecido.

Sobeida, con la ayuda de Rosado y el padrinazgo de varios generales activos, viajó tranquilamente hacia Puerto Príncipe-Haití, donde le esperaron mafiosos colombianos y haitianos hermanados con Agosto.

Alguien se percató de la maniobra y quiso indagar sobre el asunto y uno de los generales implicados rápidamente lo llamó a capitulo y le exigió que “dejara eso así y guardara silencio”

Ésta claro que el Estado dominicano, sus instancias civiles y militares, sectores empresariales y los capos de las drogas están fuertemente amalgamados.

El soborno no fue suficiente:

La empresa ensambladora de helicóptero fue cerrada

El negocio del ensamblaje de helicóptero era más que redondo, pero ha sido temporalmente cerrado por las contradicciones entre funcionarios y empresarios corruptos.

Compraban helicópteros militares ya descartados por la fuerza aérea de EU en 300 mil dólares la unidad y lo convertían a nave civil de pasajeros “hecha en RD” para venderla en el exterior, sin ninguna garantía ni fiscalización, por más de cuatro millones de dólares cada uno.

Usaban matriculas de otros aviones y helicópteros. Entre ellos llegaron a utilizar matriculas inglesas y norteamericanas como la HI-839, la Jeep 32840/890, Cesna 157-Escuela, a pesar de que presentaban el producto como hecho aquí.

El hombre clave en el Instituto Dominicano de Avión Civil- IDAC para esos arreglos fue su todopoderoso subdirector Iván Vázquez, dirigente del PLD, quien ha acumulado por esa y otras vías una enorme fortuna. Ahora se le armo un gran lío porque el soborno a una parte de los involucrados resultó insuficiente, pero él sigue bien protegido y no por Danilo.

A propósito de la periodicidad de nuestras publicaciones…

ATENCION, ATENCION


Es importante tener en cuenta que este blog se nutre de denuncias, informaciones y datos muy fuertes que no siempre están a la mano.

Aquí no se publica cualquier cosa y no es un espacio de análisis y opiniones que pueden ser recogidos por la prensa comercial y otros medios.

Aquí jugamos una pelota bien caliente y por eso no siempre pueden introducirse materiales nuevos.

Por eso nos dilatamos en poner en conocimiento de ustedes estas crudas verdades.

No se desesperen. Acceden periódicamente de todas maneras, que la Cucarachaquemea los recompensará de vez en cuado y de cuando en vez con cosas como éstas.

martes, 1 de septiembre de 2009

Mega-Ricos santiagueros se cogerán el Listín Diario

• Los Vicini desistieron de comprarlo.

• Felito García es la punta de lanza de la nueva operación.


No están conformes con tener El Caribe y la Cadena de Noticia (CDN), recientemente adquirida por ellos. No solo están intentando consumar el crimen de la Cementera y la toma de una parte de los Haitises. Ahora piensan adquirir el Listín Diario, actualmente en manos de Ramón Báez Romano, padre del principal autor de la estafa Baninter. El dinero fácil da para todo. Le posibilitó convertirse en el grupo económico más poderoso de Santiago y de mas en mas procuran serlo a cualquier precio en todo el país.

Félix García, Manuel Estrella, Fernando Capellán y José Clase tienen grupos propios e intereses en comunes. Supieron traficar y supieron lavar invirtiendo no solo en la zona franca, donde las cosas andan mal, sino en múltiples renglones. Cruzaron la cumbre para competir con los oligarcas tradicionales. Son socios político-económicos de Leonel Fernández y eso le facilita muchas de sus travesuras mayores.

Los medios de comunicación en sus manos son armas de chantaje, recurso para desinformar en su favor. En lo del Listín Diario el Presidente Fernández ha puesto un empeño especial, porque entonces -con excepción de los “medios” del Grupo Corripio y de los Pelleranos y los Bonetti, él y ese grupo económico pasarían a controlar todo un sistema de periódicos, emisoras de radio, televisivas grandes y pequeñas (RNN-Aster-Tele-Centro-Radio Comercial, Radio Mil, El Caribe, el Listín). Prácticamente tendrían en sus manos la parte más grande de los medios. Seria un salto en grande hacia el control total. EL gobierno controla ahora todo lo que fue de Baninter y sus socios tendrían El Caribe, Listín Diario, CDN…

Si a eso usted le agrega el poder de publicidad y de electricidad del gobierno, no es difícil entender que estos señores asociados al proyecto político leonelista, contarían con un inmenso poder para desinformar, engañar, chantajear, mentir, confundir y enajenar. Los anuncios del Estado, las grandes deudas con las EDES, los medios en manos del gobierno y los medios en manos de los García, Estrella, Capellán…significan la supremacía en ese campo; al tiempo que la acentuación del proceso de concentración de la comunicación en determinados grupos poderosos vinculados a las ambiciones de Fernández. La alianza del Presidente con los Bonetti y los Vicini, las dificultades que tienen los Pellerano y los puentes con Corripio, dibujan con mucha precisión la tendencia hacia el totalitarismo o la dictadura mediática bajo el liderazgo de Leonel Fernández.

lunes, 24 de agosto de 2009

Las multi-mega cuentas de un Presidente multimillonario

Con razón se dice que el presidente de la república en poco tiempo se ha convertido en multi-multi millonario en dólares.

Todo comenzó con el organizado y eficiente sistema de corrupción gubernamental usado para financiar al Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Primero ese trató de una maquinaria pequeña bajo el mando de Danilo Medina y Luís Inchausti. Luego la maquinaria creció. Esos altos dirigentes del PLD, jefes de su aparato de activistas, con fuerte vocación para todo tipo de bellaquerías aprendieron mucho de Guaroa Liranzo hasta convertirse en discípulos aventajados de la corrupción reformista-balaguerista. Con más conciencia de aparato, mas disciplinados, mejor organizados se dedicaron a extraer del Estado por la vía de los cargos gubernamentales grandes sumas de dinero y a montar empresas y redes de empresas para convertir el PLD en un partido con gran poder financiero, estando o no en el gobierno. Todo un sistema de robo al Estado, (desde el gobierno central, cuerpos castrenses, entidades autónomas del Estado, Congreso y ayuntamientos) con visión partidista-empresarial.

Los fondos provenían y provienen de las “comisiones” ofrecidas por los suplidores del Estado, de las ventas de bienes públicos, de los contratos grado a grado, de los evasores de impuestos, de los contrabandistas, de los peajes relacionados con todo tipo de tráfico, de la venta de puesto públicos rentables, del tráfico de influencia a favor de las grandes empresas y corporaciones privadas, de las concesiones mineras etc, etc, etc. Al principio todo se justificaba con favorecer los intereses del partido, pero muy pronto los encargados de recolectar los fondos para invertir en el partido y sus campañas comenzaron a sacar sus partidas particulares y a montar sus negocios particulares. El partido se hizo rico y una parte importante de sus dirigentes también. A mas poder económico colectivo, mas capacidad clientelista y mayores posibilidades de quedarse en el poder desde el poder. Más capacidad para comprar dirigentes, facciones y partiduchos de otros litorales. Pero así mismo a mayor riqueza individual, mayor poder individual dentro del partido y en la relación con los demás. En fin, la política como negocio colectivo y como negocio privado.

La maquinaria de todos no se podría descuidar porque de ella dependía seguir ordeñando la vaca nacional, controlando negocios de Estado, legales e ilegales. Pero tampoco se debía descuidar el enriquecimiento individual, que da poder personal y posibilidad de disfrute de la buena vida. Por esa ruta se ampliaron las fuentes ilícitas y se establecieron las conexiones con le bajo mundo del trafico y lavado de drogas. Todo bien organizado, con la clásica disciplina peledeista, con mecanismos muy eficaces a nivel de gobierno y a nivel privado.

Al inicio el presidente dependía de la maquinaria económica colectiva y de los aportes de los mas enriquecidos a nivel público y privado. Pero no tardó en entender esto como una debilidad y se dispuso a usar su poder de designaciones para establecer asociaciones económicas con los funcionarios más leales, preservar y controlar fuentes generadoras de fondos desde los cargos para sus propósitos políticos y personales, crear cuentas particulares a través de testaferros y negocios cómplices establecidos, aliarse a grandes empresarios privados, definir su propia fortuna y sus propios negocios aquí y en el exterior. Las cuentas se convirtieron en mega-cuentas y la suma de ellas en multi-cuentas. Las fuentes preferidas resultaron ser las más productivos: Secretaria de Estado de Obras Públicas, Oficina Coordinadora de Obras del Estado, Secretaría de Estado de Turismo, Lotería Nacional, INDRHI, CAASD, Secretario de Estado de la Presidencia, DNCD, Jefatura de la Policía Nacional, DNCD, Plan Social de la Presidencia, Oficina del Metro de Santo Domingo, CDEE etc. etc. y al frente de ellas los titulares con mas capacidad para contratar, vender, comprar de pago de peaje al presidente y mejores posibilidades de asociarse en negocios comunes: Diandino Peña, Freddy Pérez Díaz Rúa, Félix Bautista, Richards Martínez, Francisco Javier García, Guillermo Guzmán Fermín, General Aquino García, Contralmirante Ventura Bayonet, Margarita Gómez, General Florentino y Florentino. José Manuel Bonetti, Radhamés Segura, Egmidio Sosa, y siempre las contrapartidas empresariales tipo Odebrech, Consorcio Estrella, Grupo Modesto etc. etc. etc. La Fundación Global pasó a ser un importante receptáculo de donaciones, en vía de convertirse en universidad privada, los contratistas y empresarios favorecidos pagan altas cuotas para su “florecimiento”. El Despacho de la Primera Dama es transformado en un superministerio con incidencia en todo el país y asignaciones fabulosas. La hija del presidente (Nicole) monta su propia fundación, se hace socia de la decoradora Margarita Gómez, que en su vez hacía de enlace con el narco-capo Quirino Ernesto Paulino. Desde ese mundo opulento se crean relaciones con un magnate árabe, participante desde aquí de múltiples negocios petroleros con los Emiratos Árabes y la Arabia Saudita. Nicole termina casada con el hijo de este “jeque”, amante del automovilismo. Quirino pagada mucho peaje, pero le exigieron mas y no accedió, por lo que finalmente perdió protección.

El Presidente pasó a hacer negocios múltiples y atesoró fortuna hasta convertirse en un potentado clandestino, con muchas cuentas, con muchas cajas fuertes, con mucho tráfico comercial a su servicio. Nada a su nombre propio, solo lo que se establece en su declaración jurada de bienes. Quien lo vio en aquel “sepillito” o en el rinconcito de la oficina de la calle El Conde. Ahora tiene arcas propias y maneja también las del gobierno a su antojo, con fines de perpetuarse al frente del Estado. La combinación perfecta: el sistema de corrupción de Estado para reciclar el partido en el poder y el sistema de enriquecimiento personal para hacerse poderoso él.